LA PRECLANCIA

¿Cuáles son las causas de la preeclampsia y quiénes están en riesgo?

Los médicos desconocen las causas de la preeclampsia. Sin embargo, las mujeres son más susceptibles si tienen cualquiera de estos factores de riesgo:

Se trata del primer embarazo

Antecedentes familiares de preeclampsia

Antecedentes personales de hipertensión crónica, enfermedad renal, diabetes, lupus eritematoso sistémico (enfermedad a menudo caracterizada por un anquilosamiento de las articulaciones parecido al de la artritis, una erupción cutánea con forma de mariposa en la nariz y en las mejillas, cansancio y pérdida de peso)

Se trata de un embarazo múltiple

Menos de 20 años de edad o más de 35

Peso superior al normal

Antecedentes personales de preeclampsia antes de las 32 semanas de gestación .

¿Puede la preeclampsia volver a ocurrir en otro embarazo?

Las mujeres que han padecido preeclampsia son más susceptibles de desarrollarla nuevamente en otro embrazo. El riesgo de recurrencia parece ser mayor cuando la preeclampsia se ha presentado antes de la semana número 30 de gestación, y en algunos casos puede ser de hasta el 40 por ciento en otro embarazo. Menos del 10 por ciento de las mujeres blancas que ha desarrollado preeclampsia después de la semana 36 de su embarazo vuelve a desarrollarla. El riesgo puede ser superior en el caso de mujeres afroamericanas y también parece ser mayor en mujeres que han padecido preeclampsia a partir del segundo embarazo que en las que lo han padecido en el primer embarazo.

¿Puede prevenirse la preeclampsia y la hipertensión gestacional?

En la actualidad no hay manera de prevenir la preeclampsia ni la hipertensión gestacional.

No obstante, los resultados de un estudio realizado recientemente en Gran Bretaña sugieren que algunas mujeres de alto riesgo (incluso mujeres que padecieron preeclampsia en un embarazo anterior) podrían reducir su riesgo tomando vitaminas C y E durante la segunda mitad del embarazo.

Las mujeres de alto riesgo que tomaron las vitaminas redujeron su riesgo

de preeclampsia en aproximadamente un 75 por ciento. Los investigadores advierten que hacen falta más estudios antes de poder recomendar ampliamente este tratamiento.

Los resultados de otros estudios también sugieren que tomar la vitamina B

conocida como ácido fólico puede reducir el riesgo de preeclampsia. (March of Dimes recomienda a todas las mujeres que puedan quedar embarazadas tomar 400 microgramos de ácido fólico todos los días desde antes del embarazo para reducir el riesgo de algunos defectos congénitos cerebrales y de la médula espinal.) Se ha comprobado que otros tratamientos que parecían prometedores en estudios anteriores (como la aspirina y el calcio) no son útiles para la prevención de la preeclampsia.

Hipertensión en el embarazo

CLASIFICACION DE LA HIPERTENSION EN EL EMBARAZO

En gestantes normales, la tensión arterial tiende a disminuir durante la primera mitad del embarazo. La definición típica de Hipertensión arterial (mayor de 140/90 mm Hg), no puede ser siempre aplicada a las gestantes, ya que tensiones arteriales mayores de 125/75 mm Hg, antes de la 3ª semana de gestación se asocian con incremento del riesgo fetal. Más importante que los valores absolutos es el porcentaje de aumento de tensión. Durante el embarazo se considera anormal una elevación de TAS mayor de 20 mm Hg, o 10 mm Hg de TAD.

El American College of Obstetricians propone una clasificación para la enfermedad hipertensiva del embarazo. La dividen en 4 categorías: PEE-ECL, Hipertensión arterial crónica, PEE superimpuesta a Hipertensión arterial crónica, e Hipertensión arterial transitoria, que pasamos a definir seguidamente:

*PEE/ eclampsia o Hipertensión inducida por el embarazo:

Comienzo de Hipertensión arterial con proteinuria y/o edema a las 20 semanas de gestación. La Hipertensión arterial es diagnosticada cuando excede en dos ocasiones separadas al menos 6 horas una de otra, de 140/90 mm Hg, o un aumento de TAS de al menos 30 mm Hg, o un aumento de TAD de al menos 15 mm Hg.

*La PEE grave

Se define si se superan en dos ocasiones, separadas al menos de 6 horas una de otra, cifras de TA de 160/110 mm Hg, o cuando se asocia a una de estas situaciones:

Proteinuria > 3 g/d.

Oliguanuria ( < 400 cc/d).

Dolor epigástrico en cuadrante superior derecho.

Edema pulmonar.

Alteraciones visuales o neurológicos.

*Eclampsia:

Se define por la presencia de convulsiones o coma en una paciente con PEE.

*Hipertensión crónica:

Tensiones arteriales mayores de 140/90 mm Hg antes del embarazo, o con esas mismas cifras tomadas en dos ocasiones distintas, antes de la 20 semana de gestación, o Hipertensión arterial persistente después de la 6ª semana del parto.

*PEE su perimpuesta a Hipertensión arterial crónica:

Se define con el aumento de la TAS en más de 30 mm Hg, o más de 15 mm Hg en TAD en dos ocasiones distintas, antes de la 20 semana de gestación, y comienzo con proteinuria y edemas generalizados

*Hipertensión arterial transitoria o tardía:

Es aquella que ocurre durante el puerperio sin que previamente hubiera PEE; sus valores retornan de nuevo a los basales después del 10º día postparto.